La rehabilitación especializada de las lesiones de mano y miembro superior, completa el tratamiento médico-quirúrgico para lograr la máxima recuperación funcional.

 

CONSEJOS

  • Comience la rehabilitación apenas el médico se lo indique.
  • Cada patología / lesión tiene tiempos diferentes de recuperación y muchas variables. Es importante que lo comprenda y respete.
  • Comunique a sus familiares y entorno cercano los cuidados e indicaciones que debe seguir durante su proceso de recuperación. Logrará el estímulo y apoyo necesarios.
  • No realice cambios en su rutina de rehabilitación si no están indicados por el profesional.

 

AUTOREEDUCACIÓN

La frecuencia de las sesiones de rehabilitación puede variar según el caso. Para algunos pacientes será necesaria la concurrencia diaria, para otros tres o dos veces por semana será suficiente.
Además de las actividades realizadas durante las sesiones de rehabilitación, es muy importante continuar la ejercitación en las horas restantes del día, ya que la mano mantiene su movilidad gracias a la multiplicidad de gestos y usos que realizamos durante todo el día.
Cada paciente recibirá las indicaciones específicas de autoreeducación, que podrán incluir: ejercicios activos y pasivos, actividades de prensiones, reeducación de la sensibilidad, modalidades para alivio del dolor (frío – calor) y manejo de la inflamación.


 

ORTESIS

Algunos pacientes, en el transcurso de su tratamiento, necesitan utilizar “Ortesis”
La palabra “Ortesis” proviene del griego ortho (ορθως) que significa corregir o enderezar.
Según las normas ISO 8549-1(1989) la ortesis es un
“Dispositivo adaptado externamente para modificar las características estructurales y funcionales de los sistemas neuromuscular y esquelético”.

Sobre el uso de ortesis:

  • Pueden utilizarse como método de inmovilización en la etapa aguda de una lesión o durante el transcurso de la rehabilitación.
  • Las prescribe el médico.
  • Pueden ser estándar (comerciales) o confeccionadas a medida por un profesional.
  • Deben respetarse las indicaciones / tiempo de uso según el objetivo.
  • Deben controlarse periódicamente.
  • No deben retirarse ni modificarse sin la indicación médica o del profesional que la confeccionó.

 

Sostener, inmovilizar o restringir el movimiento de una articulación o segmento anatómico.

Corregir o prevenir la deformidad.

Mejorar el “potencial de movimiento»